Pedro (20)

Hola, me llamo Pedro Cardona y te voy a contar cómo fue “salir del closet” con las personas más importantes para mí: mi familia.
Termino el secundario y decido estudiar en el extranjero porque creía que me iba a ser imposible vivir con mi familia y no poder afrontar esta situación, así que con todas las ganas de conocer una nueva cultura y prepararme mejor profesionalmente vengo a Buenos Aires en el 2017 y junto conmigo traigo ese secreto, bien guardadito.

Yo acá me sentía un poco más libre y podía estar con cualquier persona sin que me juzgaran…
En el 2019 justo el día de mi cumpleaños recibo un mensaje de cumpleaños de mi hermano mayor deseándome feliz cumpleaños y traía un regalo sorpresa: él había descubierto mi secreto y no estaba nada de acuerdo. Tardé una semana en responder y poco a poco íbamos discutiendo el tema hasta que decidió dejarme de hablar. Le pedí por favor que no contara nada a mis papas y el resto de mi familia.

En diciembre era el momento de volver a mi país por el verano y las fiestas, así que voy con el corazón en la mano por toda la incertidumbre de que mi hermano no me habla y qué va a pasar cuando este allá. Llego con mi hermano, no nos cruzamos palabra ni nada por el estilo. Pasan las fiestas y en enero del siguiente año me descubren que tengo un tumor a la par de la nariz, así que me hago estudios y ponemos día para la operación. Un día antes de operarme estaba solo con mi mamá jugando a las cartas y me pregunta por qué no me hablo con mi hermano y le dije que porque era gay.
Estuvimos hablando un rato de cómo sabía que me pasaba eso, desde cuándo, me cuenta mi mamá que mis hermanos ya sabían todo porque mi hermano les había contado, así que todos en mi casa ya sabían. Nos vamos a dormir porque ya era tarde y antes de irse a dormir me dice en medio de un abrazo profundo y lágrimas:
“Hijo, no se mucho del tema, pero vos sabes que yo te amo mucho.”. Esa frase la llevo marcada en mi corazón, para mí es un antes y un después. Vengo de un país donde el tema no se habla mucho, así que tanto para mí como para ellos estamos viviendo un proceso distinto pero a la vez con un fin, que es el amor.

unnamed.jpg